Helados, Nieves, Paletas: buen pretexto para nutrirnos rehidratarnos y convivir con la familia y los amigos

En una época la esta, los niños que juegan en un ambiente caluroso se encuentran en riesgo de deshidratarse si sudan intensamente y no beben suficiente líquido para reponer el que pierden al sudar.

 

Tal deshidratación puede llevar incluso a esos pequeños a sufrir problemas en la regulación de su temperatura corporal, causándoles un aumento excesivo en el calor interno, todo lo cual puede resultar en contratiempos para su salud.

 

En esas condiciones, darles a los niños una nieve los ayuda a mejorar la ingesta de líquidos. Además, la temperatura de esa nieve puede contribuir a disipar su calor corporal, ya que la glucosa (azúcar) estimula la absorción de sodio (sal), estableciendo una mejor absorción del agua.

 

¿Sabe que el helado es el resultado de una gran evolución? Su invención se le atribuye a Nerón, al endulzar la nieve de las montañas con miel y añadirle jugos de frutas. Algo muy parecido encontró Hernán Cortés en México: los hoy llamados “raspados”.  En 1777 ya se vendían en Estados Unidos helados elaborados con crema y leche.

 

La composición de los helados es variable, aunque generalmente llevan derivados de la leche, huevo, agua ,azúcar y estabilizadores. Los helados contienen aproximadamente 65 por ciento de humedad, 230 kcal por bola, vitamina A , vitamina C y vitaminas del complejo B , ideal para los niños y personas con problemas de deficiencia de calcio.

 

Dado que los helados llegan a contener más solidos de leche que la misma leche,  son un alimento excelente.

 

De manera que si nuestra idea es cuidar la línea una buena opción es pedir una nieve con aproximadamente 105 kcal por bola, muy bajo contenido en grasa 0.3 gr, potasio, vitamina C, vitamina A.

 

Por otra parte, en una ciudad donde la vida transcurre un poco apresurada, hay que identificar situaciones que nos ayuden a convivir con la familia y los amigos, e ir juntos por un helado se vuelve en este caso una excelente opción.

 

A diferencia de acudir a la tienda a comprar otro tipo de golosina, muy probablemente solos, dirigirnos a la heladería se convierte en una gran oportunidad para disfrutar la compañía de nuestra pareja, de nuestros hijos.

 

Es un hecho que cuando llega la Primavera, no hay mejor alimento para refrescarnos que los helados, las nieves, las paletas…

 

Claro que si a lo anterior se le agregan el sabor y la calidad que le ponen nuestros amigos de la heladería de la esquina de la calle donde queda nuestro consultorio, pues mucho mejor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: